Cap183 BOMBOS - XIII │ "El patrimonio en piedra de La Mancha desaparece de manera silenciosa"

El patrimonio en piedra seca, declarado como patrimonio inmaterial por la UNESCO, desaparece de manera silenciosa en La Mancha

Claro ejemplo de esta realidad es el Bombo de Moriana en Daimiel, bombo que ya es historia. Recientemente arrasado por el propietario de la finca tal y como se puede ver en las series de fotografías tomadas en 1990, 2014 y 2019. Además, esta pérdida se une a la reciente pérdida en Manzanares de otro Bombo en piedra seca de Pablo Moreno "El Cota"


Serie de fotografías del Bombo de Moriana desde la misma ubicación (1990, 2014, 2019)

Una pérdida silenciosa

La pérdida de este patrimonio se produce de manera silenciosa ante elementos que en muchos casos no se encuentran debidamente catalogados, protegidos o conservados. Y ante una destrucción que sale gratuita al destructor de este patrimonio ante su nula sensibilidad por este patrimonio que habla con MAYÚSCULAS de un pasado digno de su profesión. Agricultores que optimizaban recursos, ingenio y técnicas milenarias en construcciones armónicas con el paisaje.

Ubicación del Bombo de Moriana arrasado entre 2018-19

Situación crítica

La realidad del medio rural en La Mancha nos deja una panorámica general de máximo aprovechamiento del terreno en el marco de una agricultura intensiva donde cualquier elemento natural o etnográfico tiende a molestar al propietario de la parcela. Por ello muchas de estas construcciones se encuentran actualmente seriamente dañadas y en claro riesgo de ser demolidas y arrasadas sin dejar ningún rastro material de su existencia previa. Las herramientas de catalogación y protección no han sido desarrolladas en su totalidad dejando muchos de estos elementos fuera de una catalogación y valoración patrimonial específica como en el caso del Bombo de Moriana. Este bombo no contaba con ningún tipo de protección pese a tratarse de un buen ejemplo de los bombos en piedra seca de La Mancha. 

Catalogación realizada en 1990 de este bombo por una Escuela Taller


Catalogar, proteger y promover su recuperación

Desde Arquitectura Popular Manchega emprendimos un 2014 una labor de recopilación de las manifestaciones de piedra seca en el entorno de Daimiel con el objetivo de conocer este patrimonio y tratar de concienciar sobre su estado de abandono y posibles estrategias de recuperación. Fruto de este trabajo surge este mapa de trabajo actualizado a disposición de todos aquellos que quieran conocer y apoyar la defensa de este patrimonio. 

Bombo de Moriana en 2014 con desprendimientos en su cascarón exterior



Ver Bombos en un mapa más grande


Muy cercano al bombo arrasado se encuentra "Bombo Moriana III" otro buen ejemplo de estas construcciones afectado por derrumbes, sin catalogación y en serio riesgo de ser arrasado en cualquier momento. Fotografía. I. Fdez. (2019) 

Concienciar para conservar, promover estrategias de recuperación, no gravar con impuestos estos monumentos, investigar sobre técnicas de reconstrucción adecuadas son los retos que plantean estas construcciones y que tienen a las prehistoricas Motillas del Bronce Manchego como máximo exponente cultural en el empleo de la piedra caliza como materia prima de construcción desde hace milenios. El objetivo es abordar el futuro de estas humildes construcciones para evitar tener que lamentarnos de más pérdidas de estos elementos por desconocimiento o inacción. 

Motilla del Azuer, Daimiel

Legislación actual

¡¡Los bombos si están protegidos!! 'El arte de la piedra en seco', declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. Las cartas arqueológicas de cada municipio hacen inventario de los ejemplos más representativos. La Disposición adicional tercera de la Ley 4/2013, de 16 de mayo, de Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha cita: Molinos de viento, silos, bombos, ventas y arquitectura negra. Los molinos de viento, silos, bombos, ventas, manifestaciones de la arquitectura negra y otros elementos etnográficos forman parte del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha.


Es de agradecer a todos los que con vuestro esfuerzo y pasión por el medio rural ayudáis a completar un mapa del patrimonio en piedra seca que quiere seguir vivo.


Bombo de Moriana al borde del Camino de Barajas, Daimiel (2014)
(actualmente desaparecido)

Comentarios